23 años

Photobucket

¡¡Ayer fue mi cumple!! ¡¡Hice una tarta enorme y lo celebré con todos mis primitos!!

Es lo que tiene un cumpleaños en medio de las navidades, que además de Nochebuena y Nochevieja… ¡tenemos cumple de Mónica! Es muy divertido para mis primitos, porque la más grande tiene 7 años y yo… ¡cumplo 23! ¡Menudo desfase! Así que nada, globos, guirnaldas, gusanitos y de todo.

Photobucket

Eso sí, con una tarta GRAAAAAANDEEEE :D. Tres pisos. Iban a ser cuatro pero me achanté y lo dejé en tres. Dio para dieciocho personas y sobró, estoy muy contenta con ella. Era del bizcocho de chocolate y del relleno wafer que ya ha conseguido montones de aficionados en casa.

Photobucket

¡Feliz cumpleaños para mí!

Pan de soda (integral)

Photobucket

Estoy desfasada. Muy desfasada…

Esta es la semana de Navidad… ¡y no he puesto ningún dulce navideño! Ni nada típico de la Navidad, ni cosas con almendras, ni galletas de jengibre (¿a qué sabe el jengibre?), ni colores navideños… por no poner, ¡¡no he puesto ni un triste espumillón por ahí tirado en las fotos para hacerlas “más navideñas”!!

En fin, creo que puedo proponerme como propósito de Año Nuevo llevar el blog más al día con las fiestas… San Valentín en febrero (¡tengo un molde con forma de corazón y pienso usarlo!), cosas de Semana Santa en Semana Santa (¿alguien sabe ya cuándo cae en 2012?) y así todo. Pero por ahora tengo que conformarme con poner este pan, por si a alguien le pudiera dar el punto de hacer pan casero para estas fechas.

Photobucket

Tengo que decir que hacer pan de soda es realmente satisfactorio. Si nadie ha hecho pan nunca, ÉSTE es el pan por el que debería empezar. No lleva levadura y por consiguiente no necesita tiempo de levado. Tampoco le hace falta un amasado en condiciones (tan sólo hay que mezclar los ingredientes) ni harina de fuerza. Más fácil no puede ser. Con estas premisas se consigue un pan compacto que prácticamente sirve como plato para poner encima otros ingredientes. Precisamente, ésa es una de las funciones del pan de soda, servir de apoyo para otros alimentos, pues es el pan que típicamente se llevaban los pastores irlandeses (de donde proviene este pan) cuando iban con sus ovejas.

Se supone que este pan se conserva poco tiempo, aunque el que hice yo duró hasta dos días perfectamente. No sé si llegaría hasta un tercer día, porque se acabó antes. Como no lleva toda la harina integral, tiene un sabor muy bueno y como es más denso y menos esponjoso que un pan normal, hay que comer menos cantidad para llenarse. Es decir si te comes la misma cantidad (en volumen) de pan normal blanco y de pan de soda, evidentemente el de soda es pesadísimo. Pero precisamente por eso, con menos cantidad pan de soda te quedas igualmente satisfecho. A mí, que me encanta el pan, me dejó encantada.

Photobucket

PAN DE SODA

175 gramos de harina integral
175 gramos de harina bizcochona
1 cucharada de bicarbonato
1/2 cucharadita de sal
300 mililitros de yogur natural (esto son tres yogures de 125 gramos) / 280 mililitros de buttermilk* (esto es un vaso normal lleno hasta el borde, aproximadamente)

*Para realizar el buttermilk: llenar un vaso con leche (250 mililitros, más o menos) y añadir una cucharadita de limón, de vinagre o de bicarbonato (sólo una de estas tres cosas) y dejar reposar durante 10 minutos.

Precalentar el horno a 220ºC

Tamizar las dos harinas junto con el bicarbonato y la sal en un bol grande. Hacer un hueco en el centro y verter en él el yogur (o el buttermilk). Amasar hasta conseguir que se hayan integrado todos los ingredientes.

Espolvorear una bandeja de horno con un poco de harina y poner encima la masa de pan. Meter en el horno a media altura y hornear durante unos 35 minutos.

Para saber si está hecho, sacarlo del horno, ponerlo sobre una rejilla y golpear con cuidado la parte de abajo. Si suena a hueco estará listo, pero si suena como la membrana de un tambor todavía necesitará unos minutos más de horno.

Photobucket

 

El bizcocho de chocolate

Esta receta está muy arriba en la lista de mis favoritas de todos los tiempos. Este bizcocho fue la primera receta que me atreví a variar a partir del archiconocido bizcocho de yogur, el que se hace con la medida del vaso de yogur. Antes lo hacía con cacao en polvo de hacer chocolate a la taza; le ponía una pasada de ese cacao (como puse en esta receta) pero sin duda con cacao en polvo de verdad queda infinitamente mejor.

Hice de nuevo esta receta el otro día, ocupándome bien de pesarlo y medirlo todo, fotografiando el paso a paso. Me alegro mucho de haberlo hecho, porque al final me quedó especialmente bueno. Queda muy esponjoso, dulce en su justa medida y bueno tanto para trocearlo y comerlo como un simple bizcocho como para montar una tarta a partir de él. TOTALMENTE RECOMENDABLE.

Veo que mucha gente se interesa por saber cuáles son las medidas métricas del vaso del yogur. Un vaso de yogur son 125 gramos de yogur (lo pone en la tarrina) y 100 mililitros. Los mililitros son los mismos, sean de agua, de aceite, de yogur, de leche… porque los mililitros son medidas volumétricas y el volumen, lo que ocupa en el espacio, es siempre lo mismo. Aparte de saber esto, cuando hice la receta pesé la harina y el azúcar en el vaso de yogur y saqué las medidas métricas aproximadas.

1 medida de vaso de yogur: 80 gramos de harina
1 medida de vaso de yogur: 120 gramos de azúcar

Después de esto, la receta y los valores completos.

BIZCOCHO DE CHOCOLATE

1 yogur de 125 gramos
3 huevos M
1/2 vaso de yogur de cacao en polvo (45 gramos)
2 1/2 vasos de yogur de harina (200 gramos)
2 medidas de yogur de azúcar (240 gramos de azúcar)
1 medida de yogur de aceite vegetal (100 mililitros)
1 cucharadita de levadura química

 photo megabizcho1.jpg

Cascar los huevos y separar las claras de las yemas. Reservar las claras.

 photo megabizcho2.jpg

En el bol de las yemas, poner el yogur. Limpiar el vaso del yogur y usarlo como medida para el retso de ingredientes (a no ser que queráis usar las medidas en gramos, entonces podeis tirar la tarrina sin limpiarla y sin remordimientos).

 photo megabizcho3.jpg

Añadir medio vaso de yogur de cacao en polvo y luego dos vasos y medio de harina. La receta original pide tres medidas de harina, así que es el medio vaso que restamos de harina, lo que incorporarmos de cacao. Personalmente vierto la harina al bol a través de un tamizador y lo hago poco a poco añadiendo la cucharadita de levadura entre tandas, para que se tamice conjuntamente en el proceso. Este paso en realidad es un paso perezoso, para no usar otro bol para tamizar la harina con la levadura de verdad. También se puede usar harina bizcochona directamente y nos ahorramos la levadura (que esta harina ya lleva)

 photo megabizcho4.jpg

Photobucket

Añadir el azúcar y el aceite y mezclar esta masa. Es una masa bastante consistente. Precalentar el horno a 180ºC

 photo megabizcho5.jpg

Preparar el molde. A mí no me gusta mezclar diferentes tipos de grasas, así que si el bizcocho lleva mantequilla, unto el molde con mantequilla y si lleva aceite uso aceite, como en este caso. Nunca les pongo harina, porque desmoldo muy bien sin ella, para mí no es necesaria. Montar las claras a punto de nieve e incorporarlas a la masa de cacao.

 photo megabizcho7.jpg

 photo megabizcho8.jpg

Las claras montadas dan una consistencia más ligera a la masa. Tras integrar las claras, verter en el molde y ponerlo sobre una rejilla para introducirlo en el horno a media altura.

 photo megabizcho9.jpg

 photo megabizcho10.jpg

El bizcocho estará listo en unos 40 minutos o cuando al pincharlo con un palito, éste salga limpio.

 photo megabizcho11.jpg

Para acabar, le puse encima la flor de fondant (y de paso el osito) que hice previamente ¿A que quedó mono?

 photo megabizcho12.jpg

Mi primera rosa de fondant

Minientrada

Photobucket

Por fin abrí el paquete de fondant que compré en el Sugar09 y no fue para forrar una tarta. En realidad quería probarlo, porque he leído por ahí que no sabe muy bien, pero a mí me gustó. Es básicamente azúcar, así que tampoco tiene mucho misterio.

La cuestión: que he hecho una rosa de fondant (bueno, dos) y de paso un osito la mar de mono. ¿A que sí?

Photobucket

Galletas de canela

¿Alguien diría que estas galletas…

Photobucket

… son las mismas que éstas?

 photo cdg2.jpg

Pues sí.

Obviamente no son iguales, unas tienen forma redonda y otras sólo se dan un aire a algunos animales, pero aparte de eso las dos siguen la misma receta.
¿Todavía las cosas no cuadran?

Claro, porque en realidad no es la misma receta. Para ser exactos no son los mismos ingredientes. Afinando más, lo que no llevan igual es la harina. ¡Ah! ¡La harina! Pues sí, señores, la harina. Las galletas con forma definida llevan harina de trigo, normal, vamos. Las de forma difusa llevan harina bizcochona. Claro, a unas galletas que no llevan levadura le pones harina bizcochona en vez de harina normal y ya la hemos liado.

Las galletas de la primera foto fueron las primeras galletas que hice en mi vida. Yo pensaba que las galletas eran algo dificilísimo de hacer, no sé bien porqué, pero lo pensaba. En agosto probé esta receta, que me pareció buena para empezar y salió bien. Ahí fue cuando las galletas me conquistaron y ya no he dejado de hornearlas. Esta vez las hice para estrenar mis nuevos cortagalletas de IKEA, que me hacía una ilusión bárbara. Además me parece una receta que puede funcionar bastante bien para la Navidad, que ahora que ya estamos en diciembre parece que está más cerca.

Encontré esta receta en Youtube, en inglés, y me gustó bastante. Aproveché a hacerlas durante las fiestas de mi pueblo, que hay mucha gente entrando y saliendo de casa. Salieron un montón, y eso que las preparé con cortagalletas de ocho centímetros de diámetro. En esta ocasión (además de liarla con la harina) reducí las cantidades a la mitad. En los dos casos saben muy, pero que muy bien. Son las favoritas de mi padre porque son iguales que unas que comía de pequeño; tiene una regresión a lo magdalena de Proust y para mí es el mejor halago que pudiera hacer.

Este es el video del que saqué la receta. Debajo pongo las cantidades totales que yo utilizo, con los ingredientes correctos (recuerdo que en el caso de las galletas de animales hice la mitad y con una harina que no correspondía). Además, hago alguna cosa de manera diferente. No sé si es mejor o peor, pero cada uno tiene sus manías.

GALLETAS DE CANELA (40-50 unidades)

400 gramos de harina de trigo
3 cucharadas de canela
250 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
400 gramos de azúcar
2 huevos M

Tamizar la harina e integrarla con la canela.

En un bol grande, batir la mantequilla con el azúcar. Cuando haya blanqueado un poco, añadir los huevos uno a uno y batir hasta que se integren. Incorporar la harina poco a poco. La masa se desmigará un poco a echar la harina, pero cuando esté todo más o menos mezclado, amasar con las manos.

Estirar la mitad de la masa sobre un papel de hornear. Cubrir con otro papel de horno y repetir la operación. De este mode habra tres papeles de horno cubriendo dos pisos de masa de galleta. Meter en la nevera y dejar reposar durante una hora como mínimo.

 photo cdg3.jpg

Pasada la hora, precalentar el horno a 175ºC. Sacar la masa de la nevera y separar las capas. Formar las galletas con un cortagalletas y colocarlas sobre la bandeja de horno. Meterlas a media altura y dejar hornear durante 10-15 minutos. Los bordes se dorarán ligeramente. Al sacarlas estarán todavía un poco tiernas. Esperar durante 4 ó 5 minutos a que se templen las galletas antes de transferirlas a una rejilla para que se acaben de enfriar.

Con la masa sobrante hacer una bola y extenderla de nuevo. Cortar de nuevo las galletas y ponerlas en una bandeja dentro de la nevera durante unos minutos. Pasado este tiempo poner las galletas enfriadas en la bandeja del horno e introducirla inmediatamente. Esta operación se puede hacer mientras la hornada anterior se está haciendo, así no hay que enfriar la bandeja bajo un chorro de agua. Repetir esta operación hasta que se acabe la masa.

Y bien buenas que están. Por cierto, el alce (es un alce, ¿verdad?) tan gordote mola un montón.

 photo cdg4.jpg

Como enrollar un rollito de canela (o de otra cosa)

Tras escribir detalladamente la receta de rollitos de canela del otro día, me di cuenta de que hacían falta algunas fotos ilustrativas. Por eso, aprovechando que algunos se quedaron con ganas de probarlos, volví a prepararlos en mi pueblo. La receta completa está aquí.

Cuando la masa está levada y se ha integrado la harina extra, se forma un rectángulo de 30 x 15 centímetros, aproximadamente.

 photo rcp1.jpg

Después se unta con la mantequilla, azúcar y canela. En esta ocasión mezclé primero estos ingredientes y los unté a la vez, un poco más fácil que espolvorearlos.

 photo rcp2.jpg

Es el momento de enrollar. Desde el lado ancho para obtener un rollito largo.

 photo rcp3.jpg

Cuando está el rollito listo, se corta. Aunque el cuchillo esté muy afilado, posiblemente lo más fácil sea apretar el filo para cortarlo sin deformarlo. Cada corte debe ser de unos dos o dos centímetros y medio.

 photo rcp4.jpg

Por último, se coloca en un molde redondo, engrasado, colocados para que se vea el dibujo del relleno. Entre rollito y rollito dejar un par de centímetros de separación.

 photo rcp5.jpg

Para ver la receta completa, pinchad aquí.

Bases de cupcakes de chocolate y mora

 photo mc3.jpg

Resulta que para una vez que estaba concienciada para hacer un cupcake entero (es decir, la magdalena de abajo y el buttercream arriba) va y se me olvida la manga pastelera en casa. Pero como estaba en la casa de la yaya, que se dedica a hacer mermeladas y licores caseros, no podía dejar de hacer estas bases de cupcakes que publicó Alma de Objetivo Cupcake.

 photo mc2.jpg

Así que teniendo mermelada casera, licor de moras casero y una receta de Alma, me salieron unas magdalenas la mar de buenas, lógicamente. Me gustó mucho la textura de la masa sin hornear, con un brillo muy bonito

 photo mc1.jpg

Voy a ahorrarme momentáneamente la receta (de todas maneras está en el link), porque estoy en estado de desconexión casi-total y no tengo mucho tiempo para escribir (esta entrada he intentado publicarla tres días distintos) así que ahí va, tal cual.

 photo mc4.jpg